YO NO RENUNCIO

YO NO RENUNCIO

El mismo año vio la luz el proyecto de Laura Baena y el Club de Malasmadres, yo tuve a mi primera hija. Desde entonces me siento muy unida a la causa de YO NO RENUNCIO. Soy madre de dos niñas y a la vez me encuentro en paro. Soy una profesional altamente cualificada (no es por tirarme flores a mi misma) pero en el momento que entro a cualquier entrevista de trabajo lo primero que me preguntan es si estoy casada y tengo hijos. Más de una vez he querido mentir, ¡como si estar casado y tener hijos fuese una cosa que hay que esconder!, pero desgraciadamente es así. A día de hoy sigo en el paro y sigo haciendo entrevistas, y sí, con las mismas preguntas.

Pero más allá de conseguir un trabajo o no, el problema viene a la hora de conciliar. Si cuando estás trabajando tienes muchas barreras para poder hacer una pseudoconciliación, cuando te quieres incorporar al mercado laboral, eso es imposible. Las madres paradas no tenemos oportunidad de trabajar con unos horarios para la pseudoconciliación, no tenemos derecho a pedir dos horas si tenemos que llevar al niño al médico, o a entrar media hora tarde porque la guardería no te abre hasta las ocho de la mañana (eso pasa en pueblos y ciudades pequeñas como la mía). Da la sensación que estamos condenadas a quedarnos en casa con los niños y ver como se trunca toda nuestra carrera profesional.

Por eso os invito a uniros al tercer aniversario del lanzamiento del primer estudio “Concilia13F” y dejar tu grito en el muro. ROMPE EL MURO POR LA CONCILIACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *