LA RUTA DE LOS MOLINOS

LA RUTA DE LOS MOLINOS

En un pequeño pueblo de El Bierzo, Folgoso de la Ribera, muy conocido en Navidades por su gran Belén en la iglesia, comienza esta pequeña ruta apta para todos. Es muy cortita y muy bonita, y lo mejor es poder hacerla hasta con los más peques de la casa.

Se puede decir que tiene dos partes; la primera es muy sencilla, de apenas unos 500-700 metros que discurre por el murete de un canal que abastece a tres antiguos molinos. La ruta está muy bien adaptada para los pequeños ya que puedes ir con la sillita de paseo. Con los niños que vayan andando, hay que ir de la mano, no por peligrosidad, sino, porque van al lado del canal (tranquilos, el canal solo les cubre hasta los tobillos). En este camino se pueden ver tres molinos antiguos que todavía se encuentran medio conservados. Si solo decidís hacer este tramo, vais a poder parar a tomar el bocata porque hay merenderos. Es cierto, que el que tenéis en el segundo molino está muy pegado al canal y le da el sol a mediodía, pero pasado el tercer molino, tenéis otros merenderos y una explanada donde se puede comer tranquilamente.

El segundo tramo de la ruta, son unos 800 metros, llega hasta una antigua central hidroeléctrica, no tiene peligro ninguno, pero no está tan bien adaptada para los más pequeños. Las sillitas de paseo ya lo tienen más complicado, pero si vuestras fierecillas tienen 6 años, no lo dudéis, terminad la ruta que merece la pena.

 

Aunque encontraréis algún cartel que no permite el tránsito de personas, animales ni vehículos por el canal, al finalizar el día bien se merece meter los pies en las aguas cristalinas para refrescar. También tenéis la opción de meteros en el Río Boeza que os acompañará todo el camino, aunque hay zonas donde podéis encontrar corrientes y algún salto, así que cuidado, buscad lugares seguros para el baño.

Y para los domingueros de barbacoa, tenéis suerte, al comienzo de la ruta, encontraréis un merendero con barbacoas, así podréis hacer el día redondo, y con la suerte de gozar de un parque infantil para que se desmelenen las fieras.