LITERATURA CRIANZA

LITERATURA CRIANZA

Una cosa que no me gusta, ni siquiera cuando supe que esperaba a mi primera fiera, era empaparme de mogollón de libros sobre maternidad, crianza, lactancia, embarazo, … En el mercado tenemos mogollón de información pero para mi, más bien es desinformación. De nada sirve que leas mogollón sobre un tema, por ejemplo, lactancia, si no tienes claro con que corriente te identificas más, o cual quieres seguir.

La verdad que yo no pensé en nada de eso cuando esperaba a la fierecilla mayor, simplemente pensé en “utiliza el sentido común”. Pero he de confesar, que sí, que algún libro me he leído, bien porque me lo recomendaron en clases preparto, porque escuché la crítica en la radio (soy gran fan de este medio de comunicación) o pasé por la librería y me atrajo. Después de leer (poquito he de decir) si que me han dado algún truco con alguna cosa.

Y más que libros que se leen antes de que nazca el bebé, he leído cuando ya los he tenido en mis brazos.

Aquí quiero mencionarlos; yo creo que todos aportan algo, aunque no esté de acuerdo con lo que dicen, y si que me han ayudado a entender otra manera de hacer las cosas, u otra filosofía de crianza.

Así que vamos allá.

BÉSAME MUCHO de Carlos González

Este libro no es apto para todos. Me explico, te muestra una postura basada en el instinto animal para la crianza de los niños, pero puede que no sea la tuya. El libro toma como referente el instinto de los animales para la crianza, dejando aparte las conductas aprendidas por nuestra especie. Bueno, no es tan radical pero va muy en esa línea. Me recomendaron el libro en las clases preparto, hablaban mucho de este pediatra y me animé a comprarlo. Empecé a leerlo cuando estaba embarazada, pero mi vagancia extrema y el que me mola más leer novelas de aventuras, me pudo y lo dejé. Lo he vuelto a leer una vez nacidas mis dos fieras y quizás haya sido la mejor elección. Lo ves desde un punto de vista diferente, con la experiencia que llevas encima. No puedo decir si ha sido mejor leerlo antes o después de tener a las fieras porque no lo he hecho, pero si que he visto que hay muchas cosas que he hecho en el inicio de la crianza de mis niñas, haciendo caso a mi sentido común y son compartidas por este autor. A veces simplemente hay que dejar de pensar y hacer caso a lo que tu intuición te indica. Ten en cuenta que ningún niño viene con manual de instrucciones y casi todo el mundo, tarde o temprano, tiene que criar a un niño, y al final, no sale tan mal.

Tengo que hacer mención que ha pasado 16 años desde que el autor lo ha escrito, y si me he encontrado posturas que el mantiene que a día de hoy he visto que han sido rebatidas por distintos estudios. Creo que se basa demasiado en la parte biológica de la especia y como el instinto animal tiene que dominar más, que en la parte conductual y psicológica. No es un libro con el que comparto muchas cosas, pero está bien haberlo leído y conocer otra visión de la crianza, quizás me ayude más a entender a otras madres que si basan la crianza en la corriente de este pediatra. Por otro lado, una cosa que me ha gustado son las numerosas referencias que hace a distintos libros, y el que posee muchos ejemplos, eso es bueno, ya que ayuda a ponerte en situación, y a veces, encuentras situaciones muy parecidas a las tuyas y algún truco siempre te da para evitarlas.

En definitiva, no lo he visto como el gran superventas sobre la crianza de los niños, pero si es interesante leerlo, te animo a que lo hagas aunque no compartas su filosofía, te en cuenta, que de todo siempre se aprende algo.

 

¡CLARO, Y YO QUÉ! LOS CELOS INFANTILES de Mª Victoria Tabera Galván

La verdad que yo no he tenido mucho problema con los celos, pero nunca está de más conocer como encauzarlos. Desde el principio ya lees que los celos es una cosa de lo más normal dentro del comportamiento humano, por lo que, si tienes un niño/a muy celoso/a, te tranquiliza saber que viene en su instinto animal, contra eso no se puede luchar por muy tercos que nos pongamos. Pero si es cierto que te da algunas pistas por donde pueden ir los tiros. Te muestras varios ejemplos y como solucionarlos, por lo que si te identificas con alguno de ellos, no esta mal para ayudarte con los celos.

Por otro lado, también te muestra que los celos no tienen que ser únicamente de los mayores a los pequeños, pueden darse de manera inversa, o por la pareja, o por una amiga, o por una actividad ajena al niño, hay un sin fin de motivos incluido los celos del padre respecto a la relación entre la mamá y el bebé. Nos saca un poco de la imagen típica.

Cuando te enfrentas a la situación de celos, surgen muchas preguntas, he de decir que las más típicas que nos hacemos los padres son respondidas en el libro, si bien no están todas, tienes unas cuantas que te pueden ayudar, quizás las más generales y las que nos hacemos casi el 100% de padres. A través de las respuestas te ayuda a sacar por ti mismo otras respuestas a preguntas no mencionadas.

Para finalizar, he de indicar que cuenta con un capítulo para los casos de gemelos o mellizos, muchas veces no se piensan en ellos a la hora de afrontar problemillas de la infancia, y es cierto, que en estos casos, las actitudes a tomar tengan que ser un poco diferentes al resto de los casos.

MADRE DE DRAGONES de Susana Vallejo

He de reconocerlo, tengo mi lado friki; eso lo sabe muy bien mi amiga Mónica que fue la que me regaló este libro antes de que naciera la fierecilla mayor. ¡Ya quería que me fuera preparando! Este libro no habla de crianza(también tenemos que tener nuestro momento de diversión) sino que te da ideas y trucos para poder introducir a tu pequeño retoño en el mundo mágico de Hogwarts, en la Tierra Media o en Desembarco del Rey. Qué sería de un cumpleaños sin una tarta de la Estrella de la Muerte, o una tarde de lluvia sin un Magic. Mi amiga Mónica sabía muy bien a quien regalaba el libro y el buen uso que iba a hacer de él. Es cierto que no he leído ningún friki-libro más (aún) para poder recomendar, pero mientras busco uno y me lo leo, os recomiendo éste, sacaréis ideas para juegos en familia, lectura friki para vuestras fieras, películas imprescindibles o diferentes maneras de hacer comidas. Espero dejéis a un lado durante un rato vuestro lado muggle y os sumerjáis en el mundo de lo imposible.