MAGDALENAS

MAGDALENAS

Cuantas veces hemos oído, de parte de los pediatras, de las enfermera, leído en las revistas, o dicho por el nutricionista de turno, todos lo males de la bollería industrial. Y lo reconozco, me encanta la bollería, me da igual que sean magdalenas que bizcochos, tartas, etc; y me niego a renunciar a ella, y tampoco quiero que mis fierecillas se pierdan los dulces manjares que me descubrió mi abuela.

Por ello, que mejor que seguir el consejo de todos los entendidos en la materia pero no renunciando a nuestros maravillosos bollo, y hacer nosotras mismas nuestra propia bollería. Sin conservantes, ni colorantes, ni aceites de palma, ni de coco, todo natural y de casa, ¡esto malo no puede ser!.

Y si además de preparar un estupendo desayuno de magdalenas caseras, lo haces con ayuda de los peques de casa, ¡mucho mejor!. Creo que todas guardamos un buen recuerdo de aquella vez que hicimos rosquillas, magdalenas o una tarta de chocolate con nuestra madre o abuela. Es una manera de no perder la tradición, seguir haciendo repostería con los pequeños.

Aquí os voy a dejar mi receta para las magdalenas, veréis que no tiene misterio ninguno, muy sencillita y rápida. Anímate y me cuentas que tal te han salido.

INGREDIENTES:

  • 350gr de harina de trigo. Yo utilizo la especial para repostería, pero con la normal también vale.
  • 100ml de aceite suave de oliva o, si lo prefieres, de girasol.
  • 120ml de mantequilla, le da un toque.
  • 250ml de leche. Yo prefiero la entera.
  • 200gr de azúcar, si, si, azúcar, ese “gran veneno”.
  • 3 huevos.
  • Una pizca de sal.
  • Ralladura de limón o naranja, al gusto.
  • Una cucharadita de bicarbonato.
  • Medio sobre de levadura.

Antes de empezar, enciende el horno para que vaya calentando; a 200ºC. Y ahora ya nos ponemos a la faena.

Tamiza en un bol toda la harina, luego añade la levadura, y el bicarbonato.

En otro bol, bate los huevos con el azúcar, bátelos durante unos pocos minutos, mejor si es con la varilla de la batidora, hasta que esté todo homogéneo y con un color pardo clarito.

Mezclamos todo muy bien y terminamos con una pizca se sal y con la ralladura de limón. Aquí podéis dejar vuestra imaginación volar, en vez de limón, prueba con naranja, es un toque que no te va a dejar indiferente. Las últimas que he hecho le he añadido azúcar de vainilla, y en casa he triunfado. ¡Aprovechad y cambiar en cada ocasión!.

Una vez terminados todos los ingredientes de mezclar, rellenar las tartaletas para magdalenas que encontraréis en cualquier supermercado. Recordad de llenarlas más o menos 2/3, ya que la mezcla sube. Y directo al horno durante 15 minutos. Durante el tiempo que estén en el horno no abráis la puerta, aunque lo reconozco, es casi imposible ya que a los 5 minutos de tenerlas dentro ya huele toda la casa a ricas magdalenas.

Espero que después de haber leído la receta os hayan entrado unas ganas irrefrenables de poneros a hacer magdalenas. ¡Ánimo y a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *