MIS IMPRESCINDIBLES

MIS IMPRESCINDIBLES

El otro día estábamos mi amiga María y yo hablando sobre todos aquellos accesorios que teníamos en casa para los bebés y que jamás llegamos a usar. María acaba de ser madre por segunda vez y estaba haciendo memoria de muchas cosas que tenía por casa que jamás habían salido de la caja y se preguntaba si con la segunda fierecilla los llegaría a usar o no. Eso me hizo darme cuenta de cuantas cosas había en el mercado para los bebés, y para los que no son tan bebés, que realmente no llegas a usar. Aunque hay que reconocer, que también hay  cosas que han sido el gran invento del siglo.

Es cierto, que hay cosas que para mi han podido ser fundamentales durante la primera etapa de mis fierecillas en cambio otros lo han visto como una tontería, y viceversa, por ello os quiero hablar de mi experiencia, puede ser compartida por unos y no por otros, pero está claro que hay demanda de todas ellas sino, las empresas no lo fabricarían.

LA CUNA DE COLECHO

El número uno de mis imprescindibles. ¡Qué maravilla! Cuando te cuentan las ventajas de la cuna de colecho casi todas están enfocadas a la lactancia materna pero, en mi caso, no puedo hablar de esas ventajas porque mis fierecillas son de lactancia artificial (¡HORROR! Sí, soy de ese colectivo perseguido de madres desnaturalizadas que no he dado teta, pero de eso hablaremos otro día). Cuando llegó la fierecilla mayor tenía una minicuna normal, como la mayoría que hay en el mercado, heredada gracias a la generosidad de mi hermana, pero era bastante molesto levantarme por las noche, agacharme, encima había pasado por una cesárea y estaba toda dolorida y con miedo de que te habían “abierto en canal” (normal en cesáreas primerizas, el miedo es libre), aparte de una angustia de estar en la cama y no poder ver a mi nena ni tocarla. Husmeando en internet descubrí la cuna de colecho, y ni me lo pensé, encargué una, desde entonces no solo ha pasado por mis fierecillas, sino que las de mi hermana le han dado uso. El estar en la cama y ver, tocar, dar la manita, comprobar que está bien tapada la fierecilla a mi me proporciona una tranquilidad que de la otra manera no había conseguido. Y que decir cuando empieza a lloriquear porque se le ha caído el chupete y solo mover el brazo, sin el engorro de levantarte, buscarlo, acostarte y encima te desvelas. Conclusión, ¡el mejor invento!.

LA BAÑERA

Esta no es una bañera cualquiera. La bañera para las peques se coloca encima de la bañera de casa, la altura es ideal para poder estar cómoda a la hora del baño, y encima no tienes el trastorno de tenerla en otra habitación u ocupándote parte del baño; mojándolo todo cuando la llenas y la vacías, y ese suelo empapado que deja la fierecilla después de estar chapoteando. Por suerte, el trabajo de elegir bañera, ver y comparar modelos, etc… nunca tuve que hacerlo. He gozado de la fortuna de heredarla de mi hermana que siempre tuvo muy buen ojo para hacerse la vida más fácil.

EL SACO DE DORMIR

¿Qué niño duerme tapado? Es increíble las veces que puedes levantarte en una noche y ver como en TODAS las fieras están destapadas. Cuando descubrí los saquitos de dormir para ellas se me acabaron todos lo problemas. La metes dentro y a dormir, ya te despreocupas de que la noche la pasen a la intemperie y cojan frío. La gama que hay en el mercado es increíble, los tienes con mangas, sin mangas, de invierno, de verano,… A mi me gustan mucho los de Yellow Tiles, los realizan completamente a mano, a medida y con diseños exclusivos.

 

EL CANGURO

El poderme mover con libertad ha sido un lujo. Hay mogollón de estudios y artículos sobre lo bueno del porteo, yo no quiero daros el coñazo con uno más. No he usado el porteo todos los días y menos como resultado de todos los artículos escritos, he usado el porteo cuando he ido de excursión y no se puede llevar el carrito, cuando llueve y es un lío el carrito mojado, el plástico, una mano para el paraguas y otra empujando la silla. El canguro ha sido una herramienta muy útil para facilitarme la vida.

Yo prefiero los portabebés que los fulares, me parecen más ergonómicos y mejor para mi espalda, pero cada uno tiene sus referencias; seguro que si buscas beneficios entre unos y otros te saldrán un montón de artículos a favor de los portabebés y otros tantos, a favor de los fulares, así que decide el que mejor te venga a ti.

LA MOCHILA

Esta no es una mochila cualquiera, es LA MOCHILA. Sin duda el imprescindible del año, y más cuando mis fierecillas han empezado a crecer. Tiene un tamaño perfecto para todo tipo de excursiones; si van a pasar un día al campo, a dormir a casa de la abuela o a pasar el fin de semana fuera. Tiene una gran capacidad y muchos compartimentos adaptados a las necesidades de los más peques. Lugar para bibes, bolsillo para las toallitas, los apartados para comida, pañales, ropa de cambio; acceso al interior tanto por arriba como por abajo. La mochila y yo somos inseparables a la hora de pasar el día fuera, meto todo dentro y me olvido de llevar cien mil bolsitas con cosas, que si pañales en un sitio, ropa de cambio en otro, la bolsa de los bibes, la nevera con la comida,… Yo la compré por internet a EEUU, pero hay mogollón de sitios en la Web donde la vende; imagino que en tienda física la venderán también, pero al vivir en un sitio pequeño hay muchas cosas que la única manera de poder adquirirlas es de manera on-line.

En fin, estos son mis cinco aliados para hacerme la vida más fácil. Por supuesto que me dejo alguno más en el tintero pero si tengo que elegir, sin duda estos cinco son los ganadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *